Cala Mondragó y Playa S’Amarador: Dos playas en un Parque Natural.

Paisaje costero del Parque Natural  de Mondragó, Mallorca
Parque Natural de Mondragó, Mallorca
Playa de S'Amarador desde el mirador Punta de ses Gatoves
Playa de S’Amarador desde el mirador Punta de ses Gatoves

La Playa de S’Amarador y Cala Mondragó son dos playas situadas en un entorno único: El Parque Natural de Mondragó, en el municipio de Santanyí, al sureste de Mallorca. Un recorrido andando de unos 400 metros te llevará de una cala a otra. También tienes una más pequeña, Caló d’es Burgit.

Cala Mondragó

Cala Mondragó, Mallorca
Cala Mondragó, Santanyí

Esta pequeña cala de 75 metros de longitud, es también conocida como Caló de sa font de n’Alis o Caló d’en Garrot. Rodeada de un bosque de pinos, su arena fina y su entorno natural la hacen una de las calas más conocidas de Mallorca. Hasta podrás llegar nadando a tres cuevas naturales!

Además de su bandera azul, también dispone de dos restaurantes a pie de playa y todo tipo de servicios. Un perfecto plan para pasar un día de playa. Un sendero te llevará a la playa de S’Amarador, a unos 400 metros de distancia.

Playa S’Amarador

Entrada a la playa de 'Amarador
Playa S'Amarador, con caseta de pescadores al fondo.
Playa S’Amarador.

El nombre de esta playa hace referencia a que antiguamente en el estanques que hay entre el torrente y la playa de SÁmarador se creaba un humedal que era utilizado antiguamente para » amarar» el lino y el cáñamo para hacer tejidos, también troncos para hacer barcas o vigas de vivienda. Esta playa tiene 145 metros de longitud, y un fácil acceso en coche, también tiene un chiringuito. Su acceso también se puede realizar desde el Parque Natural de Mondragó que le rodea.

A la izquierda de esta playa, tienes una pequeña cala, Caló d’en Perdiu, aunque su acceso no es tan cómodo.

Parque Natural de Mondragó:

Paisaje costero del Parque Natural de Mondragó, Mallorca
Parque natural de Mondragó.

Declarado Parque Natural en 1992, tiene una extensión de unas 766 hectáreas, de las que sólo 95 hectáreas son públicas. También ha sido declarado Area Natural de Especial Interés (ANEI) y Zona de Especial Interés para las Aves (ZEPA).

Ofrece cinco recorridos diferentes de una media hora cada uno. Una manera de acercarse a este parque y disfrutar de lo que atesora, herencia de un pasado no tan lejano donde la interacción del ser humano en la naturaleza así lo ha conformado .

Un recorrido por este parque te llevará a una tercera cala, Caló d’es Burgit, a unos 500 metros de Cala Mondragó.

Paisaje costero con Caló d'es Burgit al fondo.
Caló d’es Burgit, Parque natural de Mondragó.

Paisaje costero del Parque Natural de Mondragó

De camino a Caló d’es Burgit

Asi, los diversos recorridos te llevarán a descubrir cuevas entre los acantilados, restos de una antiguo horno de cal, barracas de roger, nido de ametralladoras de los años 40 y que nunca fueron utilizados o a es Caló d’es Burgit entre otros.

Restos de un antiguo horno de cal
Restos de un antiguo horno de cal.
 Uso del horno de cal: Construidos  para trasnformar la piedra caliza en  cal viva. La cal viva era utilizada antiguamente para desinfectar, blanquear y para la construcción. Por este motivo los construían en los bosques, para poder buscar la leña que serviría de combustible. Tras seleccionar las piedras, comenzaban con el encendido, que duraba de diez a doce dias llegando a  a tomar temperaturas de hasta 800 ºC! Luego ya la cal estaba preparada para ser transportada con los carros para su venta.  
Entrada a un antiguo refugio
Nido de ametralladoras
Refugio de los años 40s, pero que anteriormente ya había sido utilizado desde el SXVI para poder vigilar y avisar a los pueblos de la llegada de barcos piratas. En el S. XIX, se utilizó para vigilar la llegada de embarcaciones con materiales de contrabando.

Naturaleza:

En su paisaje agrario predomina el cultivo de secano, con almendros, algarrobos, higueras y cereales. Antiguamente parte del parque se utilizó para la agricultura y la ganadera, de ahí que veas barracas de roger, o sínias, utilizadas para extraer agua del subsuelo y poder regar.

El exceso de sal y de viento, junto con la escasez de lluvia, van a determinar el paisaje y las plantas capaces de soportar estas características. Ejemplos como el romero, el lentisco y la sabina, que con sus pequeñas y duras hojas, limitan la pérdida de agua por evaporación. Además, los vientos van a conformar y moldear la forma de los pinos en primera línea de la costa. Si vienes en primavera o en otoño, te sorprenderán la variedad de orquídeas que podrás encontrar.

En el municipio de Santanyi encontrarás diversas playas donde disfrutar de tus vacaciones, el sábado por la mañana tienes en el pueblo de Santanyi (a unos 10 km) un mercado donde disfrutar de sus puestos de cerámica o de las diversas galerías de arte que encontrarás. Tampoco dejes de pasear por Cala Figuera de Santanyi donde disfrutar de la buena gastronomía local especializada en pescado y marisco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *