La ensaimada, el postre de Mallorca

La ensaimada es el postre por excelencia de Mallorca, y está unido a su pasado. Su forma en espiral, ha llevado a Mallorca por toda la geografía. Las verás en las vitrinas de los hornos tradicionales de Mallorca. Símbolo gastronómico de la isla junto con la Sobrasada de Mallorca , aquí os dejamos la receta. Tómala con un chocolate caliente si hace frio o con un helado si hace calor, pero no dejes de tomarla!

La ensaimada de Mallorca obtuvo en el año 1996 su protección como Denominación Específica. En el año 2003 el gobierno de las Islas Baleares aprobó el Reglamento, actualmente vigente, que la reconoce como Indicación Geográfica Protegida.

Origen:

En el levante Mediterraneo, han surgido distintos postres que podrían tener un nexo común con la ensaimada, y que posteriormente en cada localidad hayan tomado sus propios matices, como por ejemplo Tsoureki o pasteles de pascua griegos, o los bulemes panecillos tunecinos sin saim en forma de caracol de los que habla Miquel Ferra i Martorell en « Ayer y hoy de la cocina mallorquina«.

Tomeu Arbona (panadero y antropólogo), da un paso al frente, y asocia el origen de la ensaimada a la huella judía en la cocina de Mallorca.

Los primeras referencias escritas sobre la ensaimada de Mallorca proceden del Libro de la Procurada del Archivo del Convento de Santa Elisabet de la Orden de las Jerónimas en Palma de Mallorca , como listado de productos que se elaboran en el convento en 1642 y 1648 donde se menciona la elaboración de ensaimadas mallorquinas.

Ya en el S. XVIII, hay referencias de su elaboración el el convento de Santa Magdalena y se populariza como merienda. Un siglo más tarde, aparece como plato relacionado con las fiestas, o el mismo Archiduque, en su conocido Die Balearen, habla de las variedades con sobrasada o con calabaza dulce. Con la aparición del boom turístico, aparecerá también en las guías de Mallorca, por ejemplo «Manual de turismo en Mallorca » de Gabriel Font i Martorell i Joan Bujosa de 1955, gracias a su consumo, se puede decir que la ensaimada sigue siendo el postre de Mallorca.

Tradición y variedades:

Lisa, de patata, la entrunyellada o entorcillada que es la más antigua (trenzada). La de tallades (con trozos de sobrasada y calabaza dulce ) propia de los días antes de la cuaresma (Darrers Dies) , la frita por Todos los Santos, de cabello de ángel, albaricoque , higos secos o pasta de almendra. Muchas han sido sus variedades, y en la actualidad, también acoplada a los gustos infantiles, las podemos ver de chocolate y otros sabores. En definitiva, gracias a su adaptación, la ensaimada ha sabido mantenerse como el postre de Mallorca.

Fuentes:

L’Ensaïmada. L’Espiral de plaer, Tomàs Vibot

El Fornet de la Soca. Filosofia i receptari. Tomeu Arbona / Miquel Sbert

Ministerio de agricultura, pesca y alimentación.

Elaboración de la ensaimada :

Ingredientes :

  1. 0.250 kilos de harina de fuerza
  2. 0.06 kilos de azúcar
  3. 0.06 litros de agua
  4. 1 unidad de huevo
  5. 0.020 kilos de levadura prensada
  6. 0.150 de manteca de cerdo
  7. Un poco de sal , aceite de oliva 0.4º y azúcar glace.

Se coloca en un recipiente la harina, un poco de sal, el azúcar, el huevo, el agua, la levadura y se amasa muy bien , hasta que la masa quede de aspecto liso y elástica. La dejamos en el recipiente tapada con un trapo y la dejamos reposar unas tres horas, hasta que doble su volumen.

La masa esta lista para la elaboración .
Dividimos la masa en bolas de unos 60 gramos cada una.
Estiramos una de las bolas con un poco de aceite de oliva en la superficie y que quede lo más finas posible y untamos toda la superficie con manteca de cerdo.
Luego vamos enrollando la masa muy fina y estirando hacia los lados.
Nos tiene que quedar la masa en un rollo largo y estirado.

En una bandeja de horno con papel de horno debajo le damos la forma a la ensaimada . Colocamos la bandeja dentro del horno apagado y la dejamos reposar mínimo unas 12 horas.
Las ensaimadas han aumentado su volumen y están listas para hornear, a 180º con calor encima y abajo unos 14 minutos aproximadamente. Si no tenemos un horno con vapor, introduciremos un pequeño recipiente con agua en el horno para aportarle humedad a la ensaimada.
La ensaimada se sirve con azúcar glace, por encima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *